29 jun. 2017

women de la biblia. susana

daniel puede que haya existido o no, lo que sí parece cierto es que es un personaje que en esta historia sirve para aleccionar a los jueces que gobiernan al pueblo de israel de que no deben utilizar su poder en satisfacer sus propios apetitos e intereses en perjuicio de los demás, debido a que el poder que poseen no les pertenece por sí mismos, sino que es otorgado y emana de dios.

si bien en el mundo cristiano daniel está considerado entre los profetas, para los judíos no lo es, sino que pertenece a los hagiógrafos.

libro de daniel. capítulo 13

moraba en babilonia un varón muy rico cuyo nombre era joaquín que había tomado por esposa a una mujer muy hermosa y temerosa de dios que respondía al nombre de susana y cuyo padre era helcías, un hombre justo que la educó junto a su esposa en la ley de moisés.

contiguo a la casa de joaquín, él tenía un jardín frutal.

concurrían los judíos a la casa de joaquín por ser él, el más ilustre de todos.

aquel año habían sido designados jueces dos ancianos de esos de quienes dijo el señor:

-salió la iniquidad de babilonia, de los ancianos constituídos en jueces, que parecían gobernar al pueblo.

los ancianos frecuentaban la casa de joaquín y a los ancianos venían cuantos judíos tenían algún pleito.

hacia el mediodía, cuando el pueblo se había retirado, entraba susana en el jardín de su marido para solazarse, y viéndola cada día los dos ancianos entrar y solazarse, sintieron por ella una pasión vehemente. y pervertido su juicio, no miraban al cielo ni se acordaban de los juicios de dios.


susanna and the elders - ebenezer crawford. jersey museum and art gallery


ambos estaban heridos de amor por susana, pero no se lo habían comunicado entre sí, porque sentían verguenza de confesarse uno al otro su pasión y el deseo que tenían de unirse a ella, y a porfía buscaban cada día ocasión de verla. dijéronse, pues, el uno al otro:

-vamos a casa, que ya es la hora de comer. 

y salieron cada uno por su lado; pero dando la vuelta, vinieron a juntarse ambos en el mismo sitio. preguntáronse la causa, se declararon su pasión, y en común espiaron el momento de poder hallarla sola.

mientras esperaban la oportunidad, entró susana en el jardín, como de costumbre, acompañada sólo de dos doncellas, para bañarse, porque hacía mucho calor. nadie había allí, fuera de los dos ancianos que la observaban. y dijo a las doncellas:

-traedme el aceite y los unguentos y cerrad las puertas, que voy a bañarme.

hicieron ellas lo que se les mandaba, y cerrando las puertas del jardín se salieron por un postigo para traer lo que se les había mandado, pero no vieron a los ancianos, que estaban escondidos.


susanna and the elders por guercino (1617)



suzanne et vieillards

en cuanto salieron las doncellas, se levantaron éstos y se acercaron a susana, diciéndole:

-las puertas están cerradas, nadie nos ve, y nosotros ardemos en pasión por ti; consiente, pues, y entrégate a nosotros; de lo contrario, daremos testimonio contra ti de que estabas con un joven, y que por eso despediste a las doncellas.

rompió a llorar susana, y dijo:

-por todas partes me siento en angustia; porque si hago lo que me proponéis, vendrá sobre mí la muerte, y si me niego, no escaparé de vuestras manos. mas prefiero caer inculpable en vuestras manos a pecar contra el señor.

y levantando ella la voz, la levantaron también los dos ancianos contra ella. corrió uno de los dos a abrir las puertas del jardín. apenas oyeron los gritos los que estaban en casa, se precipitaron a entrar por el postigo en el jardín para ver lo que pasaba; y luego los ancianos se explicaron, quedando los siervos grandemente confundidos, porque jamás semejante cosa se había dicho de susana.

al siguiente día todo el pueblo concurrió a la casa de su marido joaquín, y vinieron asimismo los dos ancianos, llenos de perversos pensamientos contra susana, a quien pretendían hacer morir. ante el pueblo todo, dijeron:

-enviad por susana hija de helcías y mujer de joaquín.

y enviaron por ella. llegó susana y con ella sus padres, hijos y todos sus parientes. era susana muy delicada y bella. iba cubierta, y aquellos malvados mandaron que se descubriese, para saciarse con la vista de su belleza. lloraban entretanto los suyos y todos cuantos la veían.

levantáronse los dos ancianos en medio del pueblo, pusieron sus manos sobre la cabeza de susana, que llorando miraba al cielo, lleno su corazón de confianza en el señor. los ancianos dijeron:

-mientras nos paseábamos solos por el jardín, entró ésta con dos siervas, y cerrando las puertas del jardín despidió a las siervas. en seguida se acercó un joven que estaba escondido en el jardín y se acostó con ella. y hallándonos nosotros en un ángulo del huerto vimos la maldad y corrimos a ellos y los vimos que estaban pecando, pero no pudimos detener al joven, por ser más fuerte que nosotros, y abriendo las puertas se escapó. pero cogimos a ésta, y preguntándole quién era el joven, no quiso decírnoslo. de esto damos nosotros testimonio.

y la asamblea, como se trataba de ancianos del pueblo y por añadidura jueces, los creyó y la condenaron a muerte.

levantó entonces susana la voz y dijo:

-¡dios eterno, conocedor de todo lo oculto, que ves las cosas todas antes que sucedan! tú sabes que han declarado falsamente contra mí. tú sabes que muero sin haber hecho nada de cuanto éstos han inventado contra mí.

oyó el señor su voz; y mientras era llevada a la muerte despertó dios el espíritu santo de un jovencito llamado daniel, que con voz fuerte gritó:

-yo soy inocente de la sangre de ésa.

y todo el pueblo se volvió a él, diciéndole:

-¿qué significan esas palabras que has proferido?

y él, puesto en medio de ellos, dijo:

-¿tan insensatos sois, hijos de israel, que sin inquirir ni poner en claro la verdad condenáis a esa hija de israel? volved al tribunal porque éstos han testificado falsamente contra ella.

y todo el pueblo a gran prisa se volvió. los ancianos le dijeron:

-ven, siéntate en medio de nosotros, porque el señor te ha dado el honor de la ancianidad.

díjoles daniel:

-separadlos uno de otro, que voy a interrogarlos.


l'innocence de suzanne reconnue ou le jugement de daniel - valentin de boulogne. grand palais (musée du louvre).


así que los hubieron separado uno de otro, llamó a uno de ellos y le dijo:

-viejo envejecido en la maldad, ahora vienen sobre ti las maldades que tantas veces hicistes, juzgando injustamente, condenando a los inocentes y absolviendo a los culpables, cuando dios dice: no matarás al inocente y al justo. dinos, si viste a ésta, ¿bajo qué árbol los viste acariciarse?

él contestó:

-bajo un lentisco.

replicó daniel:

-muy bien, has mentido contra tu propia cabeza, pues ya el ángel de dios ha recibido de él orden de partirte por medio.

y haciéndole retirar mandó traer al otro y le dijo:

-raza de canán y no de judá, la belleza te sedujo y la pasión pervirtió tu corazón. así hacíais a las hijas de israel, y ellas de miedo se os rendían, pero esta hija de judá no consistió en vuestra iniquidad. ahora, pues, ¿bajo qué árbol los habéis sorprendido acariciándose uno a otro?

contestó él:

-bajo una encina.

díjole daniel:

-muy bien, has mentido también tú contra tu propia cabeza, pues el ángel de dios tiene pronta ya la espada para rajarte por medio: para aniquilaros.

y toda la asamblea levantó la voz bendiciendo a dios, que salva a los que en él esperan. y se alzaron contra los dos viejos, a quienes daniel había convencido por su propia declaración de haber falsamente testificado; y según la ley de moisés, les hicieron como ellos mismos habían maquinado contra su prójimo. diéronles muerte y se salvó en aquel día la sangre inocente. helcías y su mujer alabaron a dios por la salvación de su hija, y con ellos joaquín, su marido, y todos sus parientes, porque no fue hallada en ella torpeza. y desde aquel día en adelante, daniel se hizo famoso en el pueblo.

8 comentarios:

  1. Que bonitas son las historias que acaban bien. Con el triunfo del bueno.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y sin tantas idas y venidas como lo hace televisa con sus mediocres telenovelas y sin tanta bala ni correteadera de coches como se hacen en las malas películas hollywoodense. tan sólo viene el ángel y a los malos los parte medio a medio con su espada de fuego.

      saludos.

      Eliminar
  2. Hola Draco, la historia me ha fascinado.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo de la historia sabía tan sólo lo elemental: que unos ancianos acosaron a una tal susana que se estaba bañando en lo que yo creía que era un río, y nada más.
      es cuando desarrollo la historia con detenimiento que me doy cuenta de todo lo que ella implicaba.

      un beso.

      Eliminar
  3. Viejitos pervertidos merecido castigo tuvieron.



    Besos DRACO Pirata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. también es un ejemplo de que el abuso de poder ha existido desde siempre y que con historias como estas trataban de mostrar lo nocivo que es y que no se debía tolerar.

      besos

      Eliminar
  4. Simple pero efectiva la historia, me gustó 👌😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es de las mejores que tiene la biblia.

      saludos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?